El Dream Team del Balón de Oro

El año 2020 impactó de lleno en la vida de todas las personas y el mundo del futbol no fue ajeno. La suspensión de parte de las competiciones y su posterior reinicio de forma excepcional provocó que muchos premios y galardones no se otorgasen. Uno de los más importantes del deporte rey es el Balón de Oro, distinción que se entrega al mejor futbolista del curso. Pero en ese 2020, en vez de destacar al mejor del año por las circunstancias especiales, France Football, organizadora del evento, propuso el mejor once de la historia: el Dream Team del futbol.

A continuación, conocemos a los integrantes de este equipo de ensueño formando por las mejores leyendas del balón. Once jugadores que han trascendido el paso de los años y las generaciones, y siguen siendo considerados como os mejores cada uno en su posición.

REGÍSTRATE

El Dream Team

Portero: Lev Yashin

La “araña negra” es el único portero en la historia que ha conseguido ganar el Balón de Oro (en 1963). Yashin pasó toda su carrera en el Dinamo de Moscú, con el que ganó cinco títulos de liga y tres copas de la Unión Soviética. Además, con la selección conquistó los Juegos Olímpicos del 56 y la Eurocopa del 60.

Lev Yashin cambió la manera de jugar de los guardametas, saliendo de su área a cortar balones o a iniciar la construcción del juego en ataques. Además, fue pionero en el uso de guantes, que hasta ese momento no se utilizaban. En 2019, la revista France Football creó en su honor el trofeo con su nombre que se otorga cada año al mejor portero del curso, el Balón de Oro de los porteros.

Lateral derecho: Cafú

Por su nombre completo, pocos lo conocerán (Marcos Evangelista de Moraes), pero si nombramos a Cafú, todos recuerdan sus carreras por la banda derecha arriba y abajo, enfundado en la elástica de la Roma y el Milan. El brasileño disputó 19 temporadas en el futbol brasileño entre su país natal, España e Italia, y fue especialmente en este último donde llegó su mejor nivel.

Consiguió dos Mundiales, dos Copas de América y una Copa Confederaciones con la canarinha. Y a nivel de clubes, dos Libertadores, dos Copas Internacionales, dos Recopas Sudamericanas, una Serie A brasileña, una Supercopa Sudamericana y una Copa Conmebol con el Sao Paulo; una Recopa de Europa con el Zaragoza; una Serie A y una Supercopa de Italia con la Roma; y dos Supercopas de Europa, una Serie A, una Supercopa de Italia, una Champions y un Mundial de Clubes con el Milan.

Central: Franz Beckenbauer

El doble ganador del Balón de Oro en 1972 y 1978 sigue siendo uno de los grandes referentes del futbol mundial. Destacando como líbero, “el kaiser” ha sido reconocido como el tercer mejor futbolista del Siglo XX. Su dilatada carrera deportiva, que alcanzó los 20 años, se basó principalmente en el Bayern de Munich. Posteriormente, jugó en el NY Cosmos cuatro temporadas, regresó a Alemania para jugar dos años más en el Hamburgo para, finalmente, volver al NY Cosmos y retirarse en 1983.

Beckenbauer consiguió conquistar una Eurocopa y un Mundial con la selección alemana (además de otro Mundial como entrenador de los germanos). Y a nivel de clubes, cuatro Copas de Alemania, cuatro Bundesligas, una Recopa de Europa, tres Copas de Europa y una Copa Internacional con el Bayern; una Bundesliga con el Hamburgo; y tres MLS con el NY Cosmos.

Lateral izquierdo: Paolo Maldini

Icono indiscutible del AC Milan y de la selección italiana, al igual que su padre, Paolo Maldini es uno de los ‘one club man’ que ha conseguido hacerse con el Balón de Oro (2003). Con un físico imponente, calidad técnica y una capacidad extraordinaria para el robo, Maldini sembraba el miedo ante cualquier atacante que quisiera acercarse hasta el arco rival.

Sus 25 años de carrera deportiva se traducen en siete títulos de la Serie A, cinco Supercopas de Italia, una Copa de Italia, cinco Champions, cinco Supercopas de Europa, dos Copas Internacionales y un Mundial de Clubes. Con la selección italiana, por el contrario, no consiguió ningún triunfo, aunque se quedó a las puestas de dos, siendo subcampeón en el Mundial del 94 y la Eurocopa del 2000.

Su dorsal ‘3’ está retirado en el AC Milan y solo sus hijos, Christian y Daniel podrán utilizarlo si llegan a jugar con el primer equipo rossoneri.

Centrocampistas defensivos: Lothar Matthäus y Xavi Hernández

Matthäus es una auténtica leyenda en Alemania y culpable del gran momento de la selección teutona que le llevó a cuatro finales entre 1980 y 1990. Ganador del Balón de Oro en el 90, pasó la mayor parte de su carrera en Alemania (Borussia Mönchengladbach y Bayern de Munich), aunque pasó cuatro cursos en el Inter y se retiró en el 2000 en las filas del MetroStars de Nueva York.

En su carrera, Lothar Matthäus levantó un Mundial y una Eurocopa con su selección y como jugador siete Bundesligas, dos Copas de Alemania, tres Copas de la Liga y una Copa de la UEFA con el Bayern; y con el Inter otra copa de la UEFA, una Supercopa de Italia y una Serie A.

Xavi Hernández, actual entrenador del Barcelona y una de las estrellas del mejor equipo blaugrana de la historia, es uno de esos jugadores que, habiendo hecho méritos de sobra, nunca ha conseguido ganar un Balón de Oro (fue tercero en 2009, 2010 y 2011).

Llevando la batuta del equipo, junto a Iniesta y formando una colaboración intuitiva y eficiente con Messi, fue clave en el éxito del Barcelona del sexteto y en la conquista del Mundial y las dos Eurocopas con España.

Aparte de los mencionados títulos conseguidos con la roja, Xavi consiguió con el Barcelona ocho Ligas, seis Supercopas de España, tres Copas del Rey, cuatro Champions, dos Supercopas de Europa y dos Mundiales de Clubes; además de una Liga y una Copa de Qatar con el Al-Sadd.

Centrocampistas ofensivos: Diego Maradona y Pelé

La figura de Diego Armando Maradona transciende más allá del futbol. ‘El Pelusa’ maravilló al planeta con sus carreras imposibles sorteando rivales y dejando contrarios sentados ante la imposibilidad de detenerlo. Además, en el imaginario colectivo siempre quedará el gol de ‘la mano de Dios’, cunado Maradona anotó contra Inglaterra con el puño un tanto en los cuartos de final del Mundial de 86.

En su carrera, jugó para Argentinos Juniors, Boca Juniors y Newell’s Old Boys en su país natal; Barcelona y Sevilla en España, y en Nápoles, donde probablemente dejó su huella más profunda.

En su palmarés figura un Mundial y una Copa de Conmebol-UEFA con Argentina; y a nivel de clubes un Campeonato Metropolitano con el Boca; Copa del Rey, Liga y Supercopa de España con el Barcelona; y dos Serie A, una Copa de Italia, una Supercopa de Italia y una Copa de la UEFA con el Nápoles.

Edson Arantes do Nascimento, más conocido por el mundo del futbol como Pelé, fue el futbolista más dominante de su generación. O Rei nuca dio el salto a Europa, por lo que siempre quedará la incógnita de lo que hubiese sido capaz de conseguir en el viejo continente, pero su nivel sí se plasmó en los mundiales que disputó con Brasil, siendo el único futbolista que ha conseguido ganar el campeonato del mundo en tres ocasiones.

Pelé jugó prácticamente toda su vida en el Santos, y solo dejó el club para dar el salto a Estados Unidos en el final de su carrera. Con el conjunto brasileño conquistó seis títulos de liga, dos Copas Libertadores, dos Copas Internacionales y una Supercopa de Campeones Internacionales; mientras que en Estados Unidos consiguió un campeonato de Norteamérica.

Tanto Maradona como Pelé no consiguieron ser distinguidos con el Balón de Oro durante su carrera deportiva, pero ambos fueron galardonados en 1995 con este distintivo por sus servicios al fútbol.

APOSTAR

Extremo derecho: Lionel Messi

Poco hay que explicar alrededor de Leo Messi. Sus ocho Balones de Oro reflejan que es un futbolista de otro planeta. Referente indiscutible del mejor Barcelona de la historia y líder de la Argentina que conquistó el último Mundial, la historia de ‘la pulga’ se escribe a través de goles de todas las formas posibles y carreras imposibles en los que rival tras rival quedan rendidos ante su calidad de desborde.

Además de los Balones de Oro, tres veces mejor jugador de la FIFA, otras tres de la UEFA, ocho veces pichichi de La Liga y seis veces máximo goleador de la Champions. Un Mundial y una Copa de América con Argentina; diez ligas, cuatro Champions, siete Copas del Rey, tres Supercopas de Europa, ocho Supercopas de España y tres Mundiales de Clubes con el Barcelona; dos Ligas en Francia con el PSG y una Leagues Cup con el Inter de Miami.

Extremo izquierdo: Cristiano Ronaldo

El único futbolista capaz de ponerse al nivel de Messi. El portugués, un auténtico devorador del área y goleador insaciable, ha conseguido llegar a la tremenda cifra de cinco Balones de Oro. Potente en la carrera, en el regate y con una fuerza de disparo inigualable, Cristiano Ronaldo sigue sumando tantos y récords a sus 38 años.

En tres ocasiones premiado como mejor jugador de la FIFA y otras cuatro por la UEFA, máximo goleador de la Pemier en una ocasión, otra en la Serie A, siete en Champions y tres en La Liga. Solo un título se le ha resistido en su carrera, el Mundial, en cambio, sí ha conseguido sumar una Eurocopa y una Nations Cup con Portugal. Y a nivel de clubes, cinco Champions (una con el Manchester United y cuatro con el Real Madrid), cinco Mundiales de Clubes (una y cuatro como las Champions), tres Premier League, una FA Cup, dos Copas de la Liga y dos Supercopas de Inglaterra con los diablos rojos; dos Supercopas de España, dos Copas del Rey, tres Supercopas de Europa y dos Ligas con el Real Madrid; dos Serie A, dos Supercopas y una Copa de Italia con la Juventus; y una Supercopa de Portugal con el Sporting de Lisboa.

Delantero centro: Ronaldo Nazário

El gol en el final de los 90 y principios de los 2000 tenía un nombre: Ronaldo. Su velocidad, regate y capacidad para definir lo convirtieron en un delantero temible por cualquier defensa y esto le llevó a conseguir dos Balones de Oro, en 1997 y 2002.

Su talento y personalidad le hicieron conseguir un hito muy poco común, triunfar en equipos rivales, dos veces. En España, primero en el Barcelona y después en el Real Madrid, y en Italia, en el Inter y Milan. Solo alguien como Ronaldo es capaz de lograrlo. Fue en el club blanco dónde dejó quizás más huella, con sus 103 goles en sus cinco temporadas, aunque su curso más prolífico fue con el eterno rival, en la campaña 96-97 cuando anotó 47 tantos en 49 partidos oficiales como blaugrana.

Además, es uno de los culpables de las tres finales seguidas de Brasil en el Mundial, ganando dos de ellas. También consiguieron dos Copas de América consecutivas, una Copa de Confederaciones y ganar los Juegos Olímpicos de Estados Unidos. A nivel de clubes, Ronaldo tiene en sus vitrinas dos Copas de Brasil, una con el Cruzeiro y otra con Corinthians; una Copa y una Supercopa de los Países Bajos con el PSV; una Recopa de Europa, una Copa del Rey y una Supercopa de España con el Barcelona; una Copa Intercontinental, dos Ligas y una Supercopa de España con el Real Madrid; una Copa de la UEFA con el Inter; y una Supercopa de Europa con el Milan.