Los Circuitos de F1 en España: más de un siglo de Grandes Premios

Circuitos de F1 en España

Aunque una gran parte del público conoció la Fórmula 1 y se aficionó a ella con la llegada de Fernando Alonso al campeonato, nuestro país tiene un vínculo mucho más antiguo con el automovilismo de máximo nivel. Desde hace más de un siglo, hemos tenido circuitos de F1 en España, siendo, incluso, unos de los pioneros en la construcción específica de instalaciones para carrera.

Descubre la evolución de los Grandes Premios disputados en España a lo largo del tiempo y de la historia de la Fórmula 1. Desde los primeros trazados en carreteras convencionales, a templos de la velocidad y los impresionantes circuitos urbanos.

Los primeros pasos: circuitos pioneros en la historia de las carreras

La primera carrera de automovilismo internacional, en lo que hoy en día se asemejaría a la Fórmula 1, que se disputó en España, tuvo lugar el 15 de junio 1923, hace más de 110 años. Titulado como el Gran Premio del RACE, el circuito de Guadarrama constaba de 103 kilómetros de carreteras de la sierra entre Madrid y Segovia. 17 valientes, a bordo de sus bólidos de la época, completaron tres vueltas al recorrido, sumado en total 309 kilómetros. El vencedor de la carrera fue el español Carlos de Salamanca, a los mandos de su Rolls-Royce de 70 cv de potencia, con el cual le llevó más de tres horas y cuarto completar la gesta.

 

REGÍSTRATE

 

El Gran Premio de España en el Autódromo de Terramar (1923)

Hasta diez años más tarde, en 1923, no volveríamos a disfrutar de la emoción de la competición. En esta ocasión, ya con el título de Gran Premio de España, se disputó en el Autódromo de Terramar, en la provincia de Barcelona. Construido a propósito para la cita, este circuito fue el tercero en crearse en Europa (después de Brooklands en Inglaterra y Monza en Italia) y cuarto en el mundo (Indianápolis en Estados Unidos). El trazado se levantó en solo 300 días y contaba con 2 kilómetros de recorrido casi oval y curvas peraltadas de más de 60 grados.

 

Autódromo Terramar

 

La carrera, programada a 400 kilómetros, es decir, 200 vueltas, cayó en manos del francés Alberto Divo, quien la completó en 2 horas y 48 minutos a los mandos de su Sunbeam. Solo siete vehículos empezaron la competición y dos de ellos no consiguieron finalizarla.

El poco éxito que cosechó entre la afición y el disgusto de los pilotos por los altísimos peraltes que comprometían la seguridad, provocó que no se volviese a correr allí, lo que también comportó el declive de las instalaciones.

El relevo de Terramar lo tomó el trazado de Lasarte-Orio desde ese mismo año. Desde 1923, casi ininterrumpidamente hasta el 1935, las carreteras guipuzcoanas vivieron las mejores carreras internacionales, pero el estallido de la Guerra Civil puso punto y final a ellas.

Durante estos años, el trazado de algo más de 18 kilómetros, transcurría a través de las carreteras convencionales que pasaban por Lasarte, Orio (entonces todavía municipios diferentes), Andoain o Hernani. En total, se disputaron 16 carreras, siendo ocho de ellas el GP de San Sebastián (entre 1923 y 193), siete el GP de España (entre 1926 y 1929, entre 1933 y 1935) y en una ocasión, el GP de Europa (en 1926).

 

Circuito Lasarte

 

La edad de oro 1960-1970: iconos y emociones en los circuitos españoles

La Fórmula 1 ya creada como tal, aterrizó en España por primera vez en 1951. El circuito urbano de Pedralbes, en Barcelona, acogió el Gran Premio de España en el 51 y el 54. Pero el desastre de Le Mans de 1955, en el que falleció un piloto y 83 espectadores, hizo que las medidas de seguridad se endurecieran y ello llevó a la clausura del trazado.

No fue hasta 1967 cuando el gran circo regresó a nuestro país, y lo hizo a lo grande, con dos circuitos. El primero de ellos fue el Jarama, en Madrid, con una primera carrera de Fórmula 1 no puntuable para el mundial, pero con los mejores pilotos del momento, y entrando ya de lleno en el campeonato en 1968. Y en 1969, de nuevo un circuito urbano en Barcelona: Montjuic.

Hasta 1975, los dos trazados se fueron alternando en el calendario, los años pares en Jarama, los impares en Montjuic. Stewart, Fittipaldi, Lauda o Hill, mitos de la Fórmula 1, escribieron su nombre como ganadores del Gran Premio de España durante esos años.

 

F1 Jarama

 

El Trágico final de Montjuic

Pero de nuevo, un accidente, puso fin al trazado urbano. Durante los entrenamientos de la carrera del 75 en Montjuic, varios pilotos alertaron de la falta de seguridad que les provocó algunos incidentes. Tal era el grado de preocupación, que Emerson Fittipaldi se retiró de la carrera tras la primera vuelta a modo de protesta.

Los peores presagios se cumplieron y en la vuelta 26, el piloto Rolf Stommelen perdió el alerón, chocó contra la valla y se llevó por delante la vida de cuatro espectadores. La carrera fue detenida en ese momento y esto comportó también el fin de la Fórmula 1 en la montaña barcelonesa.

A partir de ese momento, el circuito de Jarama se quedó ininterrumpidamente en el calendario del mundial hasta 1981.

 

Desafíos y renovaciones: circuitos españoles a finales del Siglo XX

Con la llegada de los años 80, las medidas de seguridad aumentaron mucho y los requisitos para los circuitos se tornaron mucho más exigentes. Esto provocó que la mayoría de carreras pasaran a realizarse en trazados construidos expresamente para ello, dejando de lado las rutas urbanas.

Tras la salida de Jarama del calendario a finales de 1981, el circuito de Jerez tomó el testigo desde la campaña 1986. Aunque se vivieron carreras épicas, como la inaugural en la que Senna ganó por solo 14 milésimas, no consiguió cuajar y en 1990 perdió su sitio en el calendario en favor de Montmeló.

 

F1 Montmeló

 

No obstante, tras algunas remodelaciones, el trazado andaluz recuperó un hueco en la Fórmula 1 acogiendo el Gran Premio de Europa en 1994 y 1997, siendo esta la última vez que sus instalaciones vieron al gran circo.

El Gran Premio de España, por su parte, cayó de pie completamente en Montmeló, a pocos kilómetros de Barcelona, dónde se corre ininterrumpidamente, siendo, además, uno de los circuitos preferidos tanto por pilotos como por afición por sus características únicas.

 

El primer boom de los nuevos circuitos urbanos: Valencia

A finales de la década de los 2000 y con Fernando Alonso triunfando con dos campeonatos del Mundo de Fórmula 1, los circuitos urbanos volvieron a aparecer en el calendario y la ciudad de Valencia quiso formar parte de ello.

Así pues, entre 2008 y 2012, la capital del Turia disfrutó de un trazado en el puerto de la ciudad acogiendo el Gran Premio de Europa, volviendo a tener nuestro país dos carreras a la vez de Fórmula 1.

La grandísima inversión que costó su construcción, junto con la crisis económica y problemas políticos, hicieron que en 2013 el trazado perdiese su licencia y quedase abandonado. Afortunadamente, los aficionados pudieron disfrutar, en la última carrera disputada en 2012, de lo que tanto habían ansiado ver en las ediciones anteriores: una victoria de Alonso.

 

F1 Valencia

 

Iconos actuales: descubre los Circuitos Actuales de la F1 en España

En la actualidad, el circuito de Montmeló es el único trazado que alberga carreras de Fórmula 1 en España, aunque esto cambiará a partir de 2026 con la llegada al calendario del trazado semiurbano de Madrid.

 

APOSTAR

Montmeló

El trazado catalán lleva más de tres décadas formando parte del mundial de Fórmula 1, no solo como carrera, sino también siendo el escogido para realizar los tests tanto antes del arranque de la temporada como a mitad de ella.

Las instalaciones se han ido actualizando constantemente y adaptando a las necesidades de la evolución de los coches de Fórmula 1 y los equipos. Actualmente, Montmeló tiene contrato con el campeonato hasta 2026, cuando entrará el nuevo circuito de Madrid, con lo que parece casi seguro que en ese año volveremos a tener dos carreras en nuestro país.

La incógnita está en qué pasará a partir de entonces. Desde la dirección del circuito afirman tener intención de seguir formando parte del mundial, y desde la Fórmula 1 no se ha mostrado rechazo ninguno a que sigan en él. Pero por ahora, no ha transcendido más información.

 

Madrid

A finales de 2023, saltó a la palestra la información de que la capital de España entraría al mundial de Fórmula 1 con un trazado semiurbano, y en enero de 2024, se ha hecho oficial. Madrid tendrá una carrera del gran circo con un circuito en las inmediaciones de IFEMA.

El recorrido proyectado en la zona de la Feria de Madrid y Valdebebas, tendrá un total de 5.474 kilómetros y 20 curvas, distancia que se calcula será recorrida en 1 minuto y 32 segundos. Además, contará con dos túneles y una curva de 180 grados que harán el deleite de los más de 100.000 aficionados que proyectan que podrá albergar la instalación.

 

F1 IFEMA Madrid
Proyección circuito IFEMA-Madrid / Imagen de IFEMA www.ifema.es

 

Los circuitos de F1 en España demuestran la pasión por la competición que alberga nuestro país. No es de extrañar, por ello, que tuviésemos uno de los primeros trazados construidos a propósito para competir ni que tengamos presencia casi ininterrumpida desde los años 60. Además, contar con dos pilotos de extraordinario talento como Fernando Alonso y Carlos Sainz Jr. compitiendo en el mundial de Fórmula 1 y cosechando éxitos, provoca que la afición siga aumentando.

Las carreras de motor son emocionantes y, a menudo, imprevisible, lo que las convierte en uno de los deportes favoritos para apostar. En Juegging puedes encontrar las mejores cuotas para los eventos de motor más relevantes, como la Fórmula 1, MotoGP o el mundial de rallyes. Solo tienes que registrarte, hacer tu primer depósito y empezar a vivir la emoción de las apuestas deportivas.